viernes, 17 de enero de 2014

Alipio Ramos

Alipio Ramos está en la calle Ponzano, 30. Muy cerca de El Doble y otros sitios interesantes.

 
Un poco de historia

Alipio Ramos fue fundada en 1916 en el que era entonces el número 26 de la calle Ponzano, como un establecimiento dedicado a la venta de vinos y licores a granel.

Alipio Ramos en 1921

Alipio Ramos es el de la derecha, 1930
Jesús Martín, paisano de Alipio, comenzó a trabajar en la taberna en 1946, con 14 años. Con el tiempo se casaría con la hija del propietario y le sucedería al frente del negocio.

Jesús Martín, detrás del mostrador, en 1998

Desde el año 2000, cuando se jubiló Jesús Martín, sus propietarios son María José Martos y José Nieto, dueños también de O'Conxuro, El Rincón de Alipio, Taberna La Garrocha y VagaLume.


Comidas y bebidas

Para beber: 2 cañas de Amstel y una clara
Tapas gratis: canapé de sobrasada con cebolla frita
Total: 4,20 euros


Otras raciones: el famoso "colesterol": un plato de huevos, chistorra, patatas y pimientos, croquetas de rabo de toro, migas al gusto, huevos rotos, tigres, mejillones y berberechos al vapor...


Opinión

Un lugar muy agradable, con encanto. El camarero era amable y atento.





Establecimiento: Grande, con salón para comer. Decorado con elementos antiguos como las antiguas barricas de aguardiente, la caja registradora, botellas y un panel donde se clasificaban los equipos de 1ª y 2ª división.

 


Horarios: De lunes a domingo de 12:00 a 16:00 horas y de 19:00 a 01:00 horas.

Teléfono: 91 441 49 61

4 comentarios:

  1. Excelente reportaje, y unas fotos muy chulas. Gracias, Alice!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, después de haber publicado la entrada, estaba colocando unos libros en casa y encontré un bonito reportaje sobre Alipio Ramos en un libro titulado Madrid, Ayer y Hoy publicado por ABC en el año 1998... Armada con el escaner pude incorporar las fotos a la entrada...

      A ver si saco tiempo para visitar bibliotecas y archivos, la información en internet sobre tabernas es muy limitada salvo en tu magnífico blog.

      Eliminar
  2. Me gustan esos sitios que tienen objetos antiguos decorando las paredes, como si se quisiera parar el tiempo en ese instante que compartes cañas, tapas y amigos. Llamarse Alipio es toda una declaración de principios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja El Deme, que bueno lo de Alipio como declaración de principios. A mi me gustan los objetos en las paredes (creo que la máquina saturadora de seltz la he visto como en 5 sitios) pero sobre todo me gusta cuando las cosas están en uso más que cuando se convierten en recuerdos...

      Eliminar