viernes, 17 de mayo de 2013

Taberna La Carmencita

La taberna La Carmencita está en la Calle Libertad, 16, en Chueca.



Un poco de historia

Abierta desde 1854. En 1923 fue adquirida por los hermanos Pepín y Carmencita López Gardoquique. Cuenta Carlos Osorio que Carmencita tenía su dormitorio en lo que hoy es el comedor privado y los aseos actuales eran el dormitorio de sus hijos. Sus paredes escucharon versos de la boca de Lorca, fue sede de la tertulias de la generación del 27, allí escribía sus poemas Miguel Hernández y tomaba Neruda el vermuth.

Durante unas décadas estuvo regentada por Patxo Lezama. Fue también un restaurante argentino y en los últimos años se ha llamado La Dominga.



Ha abierto sus puertas de nuevo el 11 de abril de 2013, retomando el nombre y el espíritu original de la mano del Grupo Deluz, una empresa que basa su modelo de negocio en la sostenibilidad, el comercio justo y la calidad que dan los productos ecológicos.



Comidas y bebidas

Para beber: Un doble cerveza La Cibeles y una clara.
Tapas gratis: Patatas fritas sazonadas con especies
Total: 7 euros



Otras raciones: croquetas, taquitos de queso empanado, tigres, rabas de Santander, albóndigas... Ver carta completa.

Opinión

Un local muy agradable que ha sabido renovarse manteniendo la tradición. Me gusta la cerveza Cibeles ("Hecha para cuatro gatos" dice su eslogan) y el toque especiado de las patatas estaba bien conseguido. Los platos en que sirven las raciones son muy bonitos. Los precios, tirando para lo alto, nos desanimaron para probar otras raciones.

Establecimiento: Grande, con algunas mesitas. Mantiene su barra original de estaño y madera que ha sido restaurada para la reapertura. Bonitos azulejos en sus paredes.




Horario:

Lunes a domingo: de 9:00 a 02:00 horas

Teléfono: 91 531 09 11

Página web: www.tabernalacarmencita.es

2 comentarios:

  1. Está siempre hasta los topes. Hay que reservar mesa con, al menos, dos días de antelación, aunque sea en días laborables (sobre todo). Es estupendo que haya vuelto Carmencita, lugar de cenas de aquellos bohemios que luego se iba a tomar las copas a Libertad 8, entonces llamada La Vaquería.
    Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvimos la víspera de San Isidro y no había mucho lío, pero fuimos temprano...
      También recuerdo de mis tiempos mozos el Café Libertad, la verdad es que la Carmencita no lo conocía, pero mucha gente me ha comentado que tiene gratos recuerdos de su época anterior.

      Eliminar