viernes, 31 de enero de 2014

Vinícola Mentridana

Vinícola Mentridana está en la Calle San Eugenio, 9, una pequeña calle que va de Santa Isabel a Atocha. Cerca del Cine Doré y del Mercado de Antón Martín.



Un poco de historia

En 1894 ya existía en el mismo lugar una bodega propiedad de Juan Rojas. Vinícola Mentridana fue fundada en 1920 por Manuel Calvino Martínez, que primero alquiló y luego compró el local, vendía vino de Méntrida (Toledo) a granel, también se podían tomar chatos. Posteriormente su hijo Claro Calvino Gutierrez, heredó el negocio, falleciendo en 1994. Hasta 1999 hubo varios arrendatarios y en 1999 su hijo, Javier Calvino Villarrubia lo alquila una mujer sueca Unn, que le dió su aspecto actual con paredes forradas de madera, pinturas, esculturas y fotos de gente que pasó por allí... En 2012 Andrea, un actor italiano de teatro afincado en Madrid, decidió invertir en ella una pequeña herencia que acababa de recibir y emprender una nueva aventura. El local sigue perteneciendo a la familia Calvino.


Comidas y bebidas

Para beber: 1 vermouth Cañi y 3 cañas de Mahou
Tapa gratis: aceitunas
Ración pagada: Tabla mixta de embutidos: salchichón, lomo, chorizo y queso
Total: 20,7 euros


Otras raciones: Salmorejo, caldo casero, hummus... Tostas de tomate, aceite y ajo; de bacalao ahumado; de lacón... Canapés de sobrasada.

En la 3ª edición de Tapapiés pudimos probar su bruschetta mediterránea: Pan tostado, hummus, tomates secos, "scaglie" de parmesano, hierbabuena y aceite de oliva, excelente.


Opinión

Un sitio interesante con un ambiente muy agradable. La cerveza está muy bien tirada y los embutidos son de buena calidad y están bien cortados.


Establecimiento: Mediano, con algunas mesitas y banquetas en las barras. Sus paredes están adornadas con botellas y sifones y algunos carteles antiguos.




Horarios: De domingo a miércoles: de 13:00 a 01:00. Jueves: de 13:00 a 01:30. Viernes y sábados: de 13:00 a 02:00.

Teléfono: 91 527 87 60

12 comentarios:

  1. Alice lo visité el domingo gracias a tu recomendación. Me gustó mucho. Tiene buenos vinos. Tomé un Godello que me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco que completes la entrada con el comentario sobre los vinos, yo como soy cervecera es un aspecto que descuido y en esto de las tabernas es de lo más relevante. Me alegra que te gustara la recomendación.

      Eliminar
  2. Hola: hace tiempo que no voy a esa bodega; a ver si lo remedio pronto.Por cierto, ¿sabes que ya existía en 1894?.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tenía ni idea Antonio, y ¿no sabrías como se llamaba entonces? Un abrazo

      Eliminar
    2. En aquella época las tabernas no solían tener nombre; como mucho "Vinos" o "Aguardientes".Su propietario se llamaba Juan Rojas. Hasta pronto

      Eliminar
    3. Pues ya he añadido la información Antonio, ¡muchas gracias!

      Eliminar
  3. Estas historias de extranjeros que toman las riendas de tabernas madrileñas me parecen maravillosas. Son los que saben mirar el valor de lo auténtico y se enamoran de ello y lo transmiten de una forma genuina. Veo que Méntrida abasteció de vino a toda una generación de madrileños, me choca que en muchos sitios citan el pueblo. El domingo iré a La Pícara a tomar el vermú con amigos, gracias a tu sugerencia, ya te contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué comentario tan bonito, El Deme. Creo que tienes razón, a veces los "extraños" valoran más lo nuestro que nosotros mismos... Y sí, ya preguntaré a Antonio y a Carlos por el misterio de Méntrida en Madrid, sé que la Castela también se llamó Bodega Méntrida ¿la cercanía? Aunque también los vinos de Cariñena y Valdepeñas eran reconocidos antes de que se universalizada el Rioja. Ya nos contarás que te parece la Pícara.

      Eliminar
  4. Os falta parte de la historia que yo os puedo aclarar, con toda mi ilusión por haber encontrado un artículo sobre un local que es propiedad de mi familia.
    En el año 1920, Manuel Calvino Martinez, mi bisabuelo alquiló y luego compró dicho local. Posteriormente fué heredado por su hijo Claro Calvino Gutierrez, mi abuelo, quien falleció en 1994. Hasta 1999 hubo varios arrendatarios y en 1999 mi
    padre, Javier Calvino Villarrubia lo alquila a Unn.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la información Carmen, he retocado la entrada para incluir todo lo que comentas sobre tu familia. Cualquier cosa más que quieras comentar, anécdotas, historia... me cuentas y la añado encantada. Y si tienes alguna foto antigua y me la pudieras enviar sería estupendo, encontrarás mi mail en la columna derecha, donde poner Ver mi perfil.
      Saludos

      Eliminar
  5. Que ilusión! Muchisimas gracias!
    Hablaré con mi padre e intentaré conseguir más información y fotos para enviarte. Un saludo!

    ResponderEliminar