viernes, 20 de febrero de 2015

La Taberna de Abajo

La Taberna de Abajo está en la Calle Limón, 16, cerca del Cuartel de Conde Duque.




Un poco de historia

La Taberna de Abajo ya existía en 1997. Sus dueños son Miguel García Domínguez y Mariano Polo, propietarios también de la Taberna de Corps.


Comidas y bebidas

Para beber: 1 caña de Mahou y 1 vermouth
Tapa gratis: patatas fritas
Raciones pagadas: zamburiñas a la plancha
Total: 15,5 euros

 

Otras raciones: Carabineros o gambas a la plancha, nécoras, mejillones. Conservas.

Opinión

El sitio estaba un poco triste, no se si por ser un lluvioso domingo por la mañana. Nos extrañó que no hubiera carta y tener que leer en la pared las raciones disponibles y su precio. La calidad del marisco era buena y el precio adecuado.

Establecimiento: Pequeño, con barra y mesitas de mármol.  Decoración agradable, con cuadros, carteles de bodegas, la típica saturadora de seltz y el típico teléfono de baquelita.


 
Horarios: De 13:00 a 17:00 horas. De 20:00 a 2:00 horas

Teléfono:  91 547 54 29

4 comentarios:

  1. Bueno, gracias por acudir a mi segunda recomendación. Esta taberna hay que visitarla unas cuantas veces para "entenderla". Tiene aroma a serrín viejo y a baldosas de helecho. Su memoria es su marisco, sus flujos la maravillosa forma de tirar las cañas.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Javier, como ves ya he cerrado el círculo visitando también la Taberna de Abajo. Las zamburiñas estaban de muerte.

      Eliminar
  2. Es curioso como uno se trae la impresión de un bar según el público que haya, la forma de atenderte o el estado de ánimo personal. Independientemente de lo que se bebe o come, lo que te queda de una taberna es su ambiente, su atmósfera, su vibración. Y eso, ¿en que guía puede descubrirse?. Es la magia de los locales: llegar a la hora justa en el momento adecuado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón El Deme, el día era gris y no había mucha gente, quizás porque nos gusta ir más o menos pronto, arriesgarse a entrar en una taberna madrileña más allá de las 13:30 es condenarse al agobio seguro :)

      Eliminar