sábado, 9 de enero de 2016

Bodega Central

Bodega Central está en la Calle Altamirano, 14, en Argüelles.



Un poco de historia

Bodega central fue inaugurada en 1939, funcionó durante mucho tiempo como despacho de vinos a granel.



Comidas y bebidas

Para beber: Dos cañas de Amstel
Tapas gratis: Banderillas y aceitunas
Total: 3 euros



Otras raciones: boquerones en vinagre, anchoas, higaditos, patatas bravas y ali-oli, mejillones en escabeche y naturales, navajas, chipirones, pulpo y bocadillos.

Opinión

Cañas bien tiradas y aceitunas aliñadas con romero. Servicio rápido y cordial.

Establecimiento:

Mediano, sin sitio para sentarse, en el exterior hay mesas altas para los fumadores. En sus paredes: botellas, azulejos, la típica saturadora de seltz y algunas fotos del Madrid antiguo.


 

Horario: ?

Teléfono: 91 243 50 16

5 comentarios:

  1. Esta bodega la recomendó Osoyoga en el apartado Tus tabernas favoritas el 3 de mayo de 2015:

    Bodega Central en Altamirano 14. Antigua bodega, fundada en 1939, de las que despachaban vinos a granel. Hoy en día es un sitio de cañas, encurtidos y boquerones en vinagre.

    ResponderEliminar
  2. Estas bodegas de cañas y banderillas tienen el encanto de lo auténtico y de la genuinamente madrileño. Es su atmósfera y no su gastronomía lo que las colocan en los lugares favoritos del recuerdo. Van desapareciendo, poco a poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy triste, desde que llevo con el blog han desaparecido cuatro... de todas maneras cuando se juntan encanto y gastronomía ¡es lo mejor!

      Eliminar
  3. Bodegas como ésta me recuerdan a las de La Ardosa, de la calle Abtao, donde viví de pequeña. que a estas alturas supongo desaparecida.
    Me gusta de la Central el espacio conque envuelve al cliente que se centra lo suficiente para degustar esas tapas "de siempre",que tan bien se acompañan de cerveza, sin quedarse mas de lo necesario... al carecer la barra de taburetes.
    Me gustan estos lugares que han visto pasar el tiempo.
    Otra más en lista de espera.
    Saludos Alice!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace no mucho pasé por la calle Abtao y seguía existienda La Ardosa, eso sí, sin el que supongo que sería su primitivo encanto si era como las que sobreviven en las calles Colón y Santa Engracia.

      Probablemente tengas razón y los sitios sin taburetes sean más para tomarse "una rápida" de camino a otro sitio...

      Eliminar