viernes, 9 de octubre de 2015

Taberna La Alegría

La taberna La Alegría está en la calle Veneras, 7, al lado de la Plaza de Santo Domingo.


 
Un poco de historia

La taberna La Alegría fue inaugurada en los años 50. Actualmente la atiende Fermín.

 

Comidas y bebidas

Para beber: una caña y una clara de Mahou
Tapa gratis: pinchito de tortilla de patata y aceitunas
Total: 2,30 euros




Otras raciones:  jamón ibérico o serrano, chorizo, lacón, lomo, queso manchego...

  
Opinión

Cerveza bien tirada, tapa rica y precios económicos.

Establecimiento: Bonita portada de cristal pintado. Interior mediano, con una barra con alguna banqueta y un salón interior donde sirven menús de 13:30 a 16:30.



Horarios: De lunes a sábado: De 10:00 a 17:00 horas y de 19:00 a 24:00 horas. Cierra los domingos.

Teléfono: 91 548 30 40

4 comentarios:

  1. Me satisface verte otra vez por aquí.
    ¡La Alegría la conozco!. La descubrí por casualidad, paseando por los alrededores de la Plaza de España y me encantó por su autenticidad tabernaria. En la pared, sobre el arco que va de la barra al salón, hay una enorme garrota de madera con esta inscripción: "cuidado con la alegría que puede llorar". Creo que en las tabernas hay siempre una cantidad de filosofía insospechada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya estoy de vuelta El Deme!!! Yo también la descubrí por casualidad y me gustó aunque sólo pude estar un ratito... espero volver más despacio y fijarme en la garrota, que aunque sale en las fotos no me transmitió su filosofía :)

      Eliminar
    2. Si alguna vez busco perderme, seguro que lo haré en un lugar como este que, al margen de su oferta nada desestabilizadora para el bolsillo, propicia esos rincones que a mi me traen recuerdos de otros tiempos. Como esas repisas de madera, o el reloj, la azulejería interior. Tan ajeno todo a la despersonalización de las "cadenas" de cafés y comidas... demasiado rápidas. No reniego de lo nuevo. Es preferencia o añoranza.

      Me gusta. Por esa zona estuve trabajando hace años. Allí frecuenté "A huevo". Lástima no haber sabido entonces de este espacio tan atrayente.

      Eliminar
    3. Yo sí reniego de lo nuevo, sobre todo cuando tiene forma de impersonal franquicia que llena de sitios iguales toda la ciudad, todas las ciudades...

      A huevo! yo también lo recuerdo!

      Eliminar