jueves, 8 de mayo de 2014

El Mesón del Champiñón

El Mesón del Champiñón está en la Cava de San Miguel, 17, muy cerca de la plaza Mayor, en la zona de mesones.


Un poco de historia

En los años 60, cuando Manuel Fraga Iribarne era ministro de Información y Turismo, se realizaron muchas iniciativas para proteger el patrimonio, así se reconvirtieron los bajos de la Plaza Mayor, antiguos almacenes que en aquel momento estaban muy deteriorados, en mesones destinados al disfrute de locales y foráneos.

El Mesón del Champiñón fue abierto en 1964 por Angel Nieto. Natural de Ayllón, se trasladó a Madrid en los años 60 con 11 años. Posteriormente abriría otros establecimientos: Salones Hiroshima, El Rincón de la Cava, también en zona de la Plaza Mayor.


Comidas y bebidas

Para beber: un tercio de Cruzcampo y 2 botellines de Buckler 0.0.
Raciones pagadas: Champiñones al ajillo con chorizo, croquetas de jamón y pan
Total: 21,7 euros




Otras raciones: boquerones en vinagre, tortilla de patata, pimientos de Padrón...

Opinión

Un lugar encantador y algo kitch con sus champiñones gigantes pegados a la bóveda de la cueva y un hombre tocando "clásicos contemporáneos" al piano electrónico. Las champiñones estaban estupendos, elaborados con ajo, perejil, chorizo y rociados con un chorrito de limón, vienen con dos palillos para que te los puedas llevar a la boca sin verter el contenido. Las croquetas también eran muy ricas. Los precios son muy adecuados en una zona en que esperarías un sablazo porque los establecimientos suelen estar pensados para guiris incautos. Sólo se echa de menos un grifo de cerveza, quizás porque sea más típico pedir sangría o una jarra de vino.



Establecimiento: Mediano, con una zona de barra donde el cocinero prepara los champiñones y un saloncito en forma de cueva con mesitas.




Horarios: De lunes a adomingo: de 12:00 a 1:30 horas.

Teléfono: 91 559 67 90

Página web: www.mesondelchampinon.com

7 comentarios:

  1. soy experta en ir con gente que me pierde el coche por las carreteras que no conoce,aunque en este caso es disculpable si yendo con tiempo sales de madrid hacia el norte y en vez de coger para Valladolid el volante gira para soria y total para lo que queda apareces en barcelona..en los 60 en pleno agosto...inolvidable.Cuando años después entré en esa taberna y supe de donde era el dueño casi me da mal de la risa,habia conocido su pueblo que me encantó y por supuesto el homenaje de yantar no podia ser menos.se cena muy bien de tapeo.Aaludos.Nidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayllón es un pueblo precioso, yo llegué allí, sin perderme, hace unos años. Yo descubrí el mesón de casualidad hace unas semanas, había pasado por delante mil veces sin detenerme pensando que era un sitio para guiris, pero busqué en internet un lugar donde comer croquetas, ví que estaba cerca y la lo gente recomendaba... entramos y me enamoró.

      Eliminar
  2. Es curioso. Si fuera turista en Madrid entraría, pero como vivo en Madrid no me llamaba la atención. Hasta que te he leído y me han entrado unas ganas locas de ir. Ayllón es un pueblo segoviano muy majo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo se lo he recomendado a todo el mundo que he podido El Deme, es como abrir la puerta a otra dimensión :), si vas ya me contarás.

      Eliminar
    2. Solo contemplar ese plato de champiñones en estéreo, me ha hecho salivar y prometerme que, ya sea de guiri o mimetizada entre los pobladores de ese friso de medialuna, que quisiera mío, será la excusa perfecta para sentirme protegida de Luis Candelas, una mañana cualquiera en la que mis neuronas codician el buen comer y el mejor estar.

      Eliminar
    3. a los champi ya les veo cara de trufa....porque ya los he rellenao de casi todo,que me encantan,y digo lo de cara de trufa para frenarme, porque la pobre niña rica está como para comprarla,digo como para comerla...y mañana paella,dios apartame del huerto...saludos.

      Eliminar
    4. Si vas por la mañana no creo que coincidas con Luis Candelas Boga, creo que suele salir a la hora del té...
      Yo a las trufas las veo más feas que a los champiñones Mi bogo sabuguero, aunque no por ello las discrimino. Que aproveche la paella.

      Eliminar